Salamanca y sus hechizos

salamanca


<<Empezaba a caer la tarde y las piedras de los edificios se doraban despacio, como una carne>> Carmen Martín Gaite.


catedral 2

<<Las torres de la ciudad, más que destacadas en el cielo, repujadas en él, parecen, por otra parte, recortadas en lámina. Sus huecos y ventanales son como ojos abiertos al infinito; ojos no de ver sino de ser vistos y de sorber lumbre; ojos hacia dentro con que esas torres miran su propia íntima eternidad…>> Miguel de Unamuno.

<<¡Salamanca! ¡Qué bien suenan estas cuatros sílabas, las cuatro con “a”, con la más grave de las vocales! ¡Salamanca!>> Miguel de Unamuno

catedral




dominicos

Las imágenes están tomadas desde lo alto del Hotel Estrella Albatros. Desde estas líneas gracias a su gente, que muy amablemente nos invitaron a subir a disfrutar de este espectáculo.

Comentarios

  1. Me encanta contemplar el perfil urbano tan característico y bonito de Salamanca desde diferentes sitios de la ciudad. Esta panorámica sin embargo es nueva para mí ya que nunca había visto una imagen en la que aparezca la Clerecía tan de frente, así como el ángulo noreste de la Catedral Nueva, ambas cosas imposibles de captar a ras de suelo. Preciosas fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! El mérito es todo de Salamanca, y del enclave inmejorable de la terraza del hotel.

      Saludos!!

      Eliminar
  2. No hace mucho le dije a Julio que no sé qué tiene Salamanca que es una ciudad que siempre me ha fascinado.

    Cuando trabajaba, en mis viajes de trabajo pasaba por allí siempre que era posible desde que la conocí.

    Desde que me retiré salgo poco de mi ciudad, pero si tuviera que visitar cualquier ciudad de España lo haría, en primer lugar y de nuevo, a Salamanca.

    En el caso de que me dijeran que la ciudad a visitar debía ser otra, lo haría tratando de pasar por Salamanca. Estoy convencido de que para ir a cualquier parte se pude pasar por ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alfredo! Eso debe de ser porque todos los caminos llevan a Roma la chica!! (que por algo nos llaman así) Y porque Salamanca es un poco brujilla y enhechiza con sus encantos; que ya lo avisó Cervantes, y por algo lo diría que el señor Cervantes no daba puntada sin hilo.

      ¡Qué bien que te hayas pasado por el blog!

      ¡Saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario