"Los recuerdos que pueden darnos alguna sorpresa viven agazapados en el cuarto de atrás, siempre salen de allí."
El cuarto de atrás. Carmen Martín Gaite

sábado, 10 de diciembre de 2011

La Alamedilla, el parque que surgió de los escombros

En 1882 el Ayuntamiento adquiere lo que fue un campo de labor para convertirlo en jardín público. El terreno parece destinado a albergar los juegos de los salmantinos más pequeños, porque donde hoy está la Alamedilla existía una gran hondonada a la que desde siempre iban a jugar los chiquillos. Así lo recuerdan en el Adelanto del viernes 15 de julio de 1898:
En la grande hondonada que había en la antigua Alamedilla, y que recordarán los que no sean muy jóvenes, porque acaso de niños irían allí a solazarse con los corderos o a jugar los domingos a la lotería.
 El Ayuntamiento se encuentra por tanto con que ha adquirido un terreno en el que existe una hondonada de considerable extensión. Y, por si esto no fuera suficiente complicación urbanística, deben contar también con ciertas excavaciones añadidas que hubo que practicar en la zona para la realización del ferrocarril a Portugal. Así que lo primero que tiene que afrontar el Ayuntamiento es rellenar tan agujereado terreno.