Entre todos lo secaron y él solito se murió: el cedro de la plaza de los Bandos

Hace tres días que el Cedro de los Bandos no está.
 
P7020141
 
Que sí. Que es verdad que llevaba varios años más muerto que vivo. Y que daba pena -y rabia- mirar sus ramas raquíticas, agarrándose a un puñado de globos de colores que han ido resecándose con el árbol.
 
Que sí. Que es verdad que el fantasma de la tala se nos aparecía siempre al caminar por la calle Zamora y mirar al Cedro.
 
Y aún así, qué pena esta mañana de sábado al mirar la plazuela y no encontrarlo. Estaba el sol, estaban los niños, estaban los viejos, estaba alguna pareja de novios, estaba la fuente, estaba el agua y faltaba el cedro.
 
cedro de la plaza de los bandos 5

Desde el Ayuntamiento explican que el cedro estaba seco. Lo que no explican es por qué estaba seco.
 
En 2012 el Ayuntamiento renunció a construir en esta plazuela el dichoso parking subterráneo.
 
Pero la renuncia llegó tarde, porque en 2012 la plaza de los Bandos ya no estaba tan bonita como siempre fue.
 
La habían despanzurrado para hacer unas catas y averiguar si los restos de la iglesia de santo Tomé impedían o no la construcción del parking. El curioso veredicto fue que de la iglesia de santo Tomé no había el menor rastro en el subsuelo de la plazuela. Luz verde para agujerearla y rellenarla de coches…
 
Menos mal que la UNESCO les paró los pies, que si no ya no tendríamos plaza de los Bandos.
 
Pero de aquellos trabajos y catas lo cierto es que la plaza de los bandos emergió más fea. Y no sólo por el suelo con el que sustituyeron el que habían hecho picadillo. El arbolado de los bandos pegó un bajón. Hubo alguna tala no se sabe bien si muy justificada. Y un día, también el cedro amaneció mustio.
 
 
P7020140

Debería haber una especie de CSI ecologista que hiciera la autopsia a los árboles para saber de qué han muerto y señalar a los culpables.
 
No hay pruebas científicas de que el cedro se haya muerto de abandono. Pero vamos, que poco caso han hecho durante años a un cedro al que se le engancharon unos globos entre las ramas y allí han estado año tras año, cada vez más rancios, sin que nadie hiciera nada…
 
De todos modos, ahora ya de nada sirve quejarse. Las críticas llegan tarde. El miércoles lo talaron, lo trocearon, lo subieron a un camión y desapareció de la plazuela el cedro muerto de los globos rancios.

Cuentan que tenía más de cien años.
 
16810505Plaza de los Bandos en los años cincuenta
 
Ha sobrevivido en la plazuela cada uno de esos más de cien años. Hasta el 24 de septiembre de 2014…
 
Con él se han llevado también un trozo de nuestros recuerdos. A la sombra de las ramas verdes y frondosas del árbol gigantesco hemos jugado al escondite, a escapar del lobo, a intentar vueltas pinetas… A su sombra nos hemos caído, nos hemos levantado, hemos crecido, hemos pasado con prisa, sin prisa, enfadados, alegres, tristes, enamorados, despechados, ilusionados, decepcionados, aburridos, agobiados... Personas, sueños, ilusiones que nos han acompañado a la plazuela ya no están, pero el cedro, al menos, seguía allí. Hasta ahora.
 
Ha salido una entrada triste. Pero es que, que haya muerto el cedro es muy triste.
 
Tenia más de cien años. Y ya no está.

Licencia Creative Commons Este obra de Laura Rivas Arranz está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.  

Comentarios

  1. Tienes toda la razón. Y con el actual alcalde, mal vamos en el tema del arbolado y zonas verdes en esta ciudad. Solo hay que ver la barbaridad que ha hecho en la zona deportiva de la Aldehuela, o la tala indiscriminada de árboles en el río..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad es que no parece que haya mucha preocupación por conservar el poco verde que tenemos. A este alcalde, y al anterior, les encanta talar... Muchas gracias por dejar aquí tu opinión, No sin Mymakeup!

      Eliminar
  2. Y desaparece el cedro y queda tan solo el recuerdo... Dentro de nada solo quedará el olvido y algunas imágenes. Se murió probablemente, Laura, de tristeza, desidia y hastío.
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Dentro de nada solo quedará el olvido", y qué triste es eso, Carmen. Pero es la verdad. Un beso y muchas gracias por la visita y por comentar!!

      Eliminar
  3. Gracias por tu entrada. Los sentimientos y los recuerdos afloran cada vez que paso por esta plaza...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leer y por comentar. La plaza de los Bandos es muy querida por todos. ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Triste noticia. Y triste se tuvo que sentir el árbol en sus últimos años. ¿Se hará algo bien en este país?
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Margari. El pobre árbol ha tenido un aspecto muy triste durante mucho tiempo. A lo mejor, ya que los que nos mandan parece que demasiadas veces se mueven en una dirección que poco tiene que ver con la que llevamos todos, a lo mejor habría que haber tocado las narices en el Ayuntamiento con el estado del árbol. Pero fue decir que renunciaban al parking y parecía que ya estaba todo arreglado y cuidarían la plazuela como siempre. Pero no la han cuidado. No reponen los árboles que se han perdido, eliminaron hace tiempo bancos en la parte de atrás que tampoco los han repuesto, no sé, no cuidan la plaza como merece y como deberían. Besos y gracias por comentar!

      Eliminar
  5. Y todos los árboles del Parque Garrido... ¡Que pena! Dos décadas de gobiernos municipales tan insensibles que al final acabaran convirtiendo Salamanca en una ciudad sencillamente "invivible"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los del Parque Garrido (tienen otros intereses que no se llevan bien con cuidar el arbolado) y también la Alamedilla, que la verdad sobrevive en un estado de semiabandono, que cuando no hay niños jugando y chillando en la zona de columpios es un parque de lo más triste. No cuidan nada. Muchas gracias por comentar. Saludos

      Eliminar

Publicar un comentario