Salamanca ciudad de la literatura

El candidato pepero a la alcaldía de Salamanca ha lanzado al viento entre sus promesas electorales que va a hacer que la Unesco entregue a Salamanca el título de Ciudad de la literatura... Méritos a Salamanca no le hacen falta.

Lo que resulta extraño es que esta promesa salga del partido político que tiene el dudoso honor de haber derruido el Teatro Bretón, donde Unamuno recitara versos.  



También tienen el dudoso honor de haber demolido el Gran Hotel con todas sus historias de huéspedes ilustres. Al derribarlo, han dejado además sin referente real las narraciones de escritores que decidieron introducir este Gran Hotel en sus escritos. También los peperos cuentan con el honor de haber intentado despanzurrar la Plaza de los Bandos, escenario de unas cuantas de las historias creadas por Carmen Martín Gaite. Y ya que hablamos de la escritora, podemos recordar que los manuscritos y cartas de Martín Gaite duermen el sueño de los justos en Valladolid, ante la pasividad de nuestros políticos locales.

Salamanca, desde hace siglos, es ciudad de la literatura, lo que hace falta es que los políticos lo respeten.

Comentarios